Blog de psicología

Dependencia emocional: eso no es amor

Dependencia emocional ¿En qué consiste?

La dependencia emocional se suele manifestar como una adicción hacia la pareja. Es una necesidad autoimpuesta que anula la propia libertad como persona persiguiendo una especie de arco iris donde hallar el caldero de oro de una relación idealizada y siempre asimétrica. Y en esa ilusión se van quemando las necesidades emocionales no satisfechas que alimentan dicha dependencia hacia la pareja, hasta el extremo en que se prioriza la relación de pareja a toda costa por encima del yo y de las necesidades individuales. Es como si la relación fuese una venda en los ojos que tapa la realidad en la misma.

¿Cómo es una persona con dependencia emocional?

Le puede afectar a cualquiera, aunque hay un patrón de vulnerabilidad que se puede dar por criterios de personalidad o por experiencias vitales previas.

Suelen monopolizar la relación más allá de la afectiva, las amistades, el trabajo e incluso las familiares. Es una constante necesidad de atención por parte de su pareja. Cualquier cosa que sienta que lo puede apartar de su pareja lo ve como una amenaza en su relación.

Sufren mucho la idea de un rechazo por su pareja, lo que hace que busquen continuamente expresiones de afecto. Es curioso que en este sentido se llegan a dar un tipo de pensamiento transductivo[1], por ejemplo: “has llegado tarde del trabajo porque ya no me quieres”

[1] la transducción se refiere al razonamiento de casos específicos a casos generales, una forma de inducción que se suele dar en niños en las primeras etapas de su desarrollo cognitivo.

Hay un sentimiento de vacío que solo parece llenarse gracias a la relación con la pareja (Sin ti no soy nada, como diría Amaral).

Dependencia emocionalSe dan muestras de ansiedad, ira y celos que generan un rechazo en la otra persona, lo que incrementa la ansiedad, ira y celos, generando un torbellino en la pareja que acaba desatando la ruptura.

La pérdida del yo, de la identidad y una baja autoestima es otra de las características de quien es candidato/a a ser dependiente emocional. Descuidan sus hobbies, sus amistades e incluso a sus familiares.

Es como si viesen en mundo a través de la pareja, como una especie de caleidoscopio que deforma su mundo, pero al mismo tiempo los hipnotiza.

Continuar leyendo «Dependencia emocional: eso no es amor»

Cómo adelgazar con ayuda de la hipnosis

¿Qué es la hipnosis?

Podemos decir que la hipnosis es un proceso que hace que el sujeto entre en un estado de trance característico que le permite ampliar su capacidad de percepción mental ante las sugestiones que le va guiando el hipnólogo clínico. Por tanto, hablamos de un estado de trance, que puede tener diferentes niveles de profundidad y que permiten que se puedan «grabar» sugestiones en beneficio del sujeto paciente.

La American Psychological Association (APA) y su división 30 (Society of Psychological Hypnosis) tienen una definición consensuada que nos puede situar en el contexto clínico de la hipnosis y alejarnos de la imagen del hipnotizador de espectáculos televisivos. Por ello Esta definición (APA, 1993; Kirsch, 1994) agrupa los aspectos que los especialistas en hipnosis ya sean psicólogos o médicos, aprobamos y seguimos e implica siete puntos:

1.-La hipnosis es un procedimiento en el que un especialista sugiere a una persona que experimente cambios en sus sensaciones, percepciones, pensamientos o conducta.

 

2.- El contexto hipnótico suele establecerse usando un método o procedimiento de inducción, que puede adoptar formas muy diferentes, aunque las más frecuentes son las que incluyen sugestiones de calma, relajación y bienestar, así como instrucciones de pensar o imaginar experiencias agradables.

 

3.- Se da una gran variabilidad en las respuestas que se experimentan durante la hipnosis. Así, ciertas personas dicen experimentar un estado alterado de conciencia, mientras que otras indican que su experiencia es como un estado normal de atención focalizada, en el que se han sentido muy calmadas y relajadas. En general, la mayor parte de la gente dice que la experiencia con la hipnosis es muy agradable.

 

4.- Algunas personas responden mucho a las sugestiones hipnóticas y otras no. En ocasiones son los miedos y falsas concepciones de la hipnosis lo que impide que las personas experimenten lo que se sugiere en hipnosis. Las personas hipnotizadas no pierden el control, son conscientes de quiénes son y dónde están, y recuerdan generalmente lo que ocurrió durante la hipnosis, a menos que se le sugiera que lo olviden. La hipnosis no obliga a nadie a experimentar las sugestiones, sino que únicamente lo facilita hipnóticas y otras no.

 

5.- La hipnosis no es una forma de terapia, como la Terapia de Conducta, o el Psicoanálisis, sino un procedimiento que puede facilitar la terapia psicológica. Por lo tanto, la hipnosis clínica debe ser usada por profesionales formados y con credenciales que avalen su capacidad como profesionales de la salud. Por supuesto, estos profesionales deben haber recibido también entrenamiento específico en el uso clínico de la hipnosis. Por lo tanto, este entrenamiento no es suficiente, siendo necesario ser un profesional de la Psicología Clínica o de la Medicina para poder usar la hipnosis clínica.

 

6.- Las aplicaciones de la hipnosis son amplísimas, tanto en Psicología como en Medicina, pero debe tenerse precaución en su utilización, ya que no tiene por qué ser útil para todos los problemas y pacientes o clientes. A lo que añade que la decisión de usar la hipnosis (como un adjunto) debe hacerse consultando con un profesional de la salud que haya sido formado en hipnosis clínica.

 

7.- En último lugar, la APA resalta las varias vertientes de la hipnosis en investigación, que tratan de incrementar el conocimiento de la propia hipnosis, de su aplicación en el tratamiento de problemas psicológicos y médicos, y para conocer su impacto en la memoria, percepción, fisiología, etc.

 

Ya sabemos qué es la hipnosis y también qué no es. Hay que decir, además, que la hipnosis por sí sola no aporta mucho más que la relajación o el estado mental receptivo, es el psicólogo especialista quien puede utilizar la hipnosis como técnica coadyuvante de su terapia.

 

Debemos desmitificar algunos aspectos de la hipnosis: en la hipnosis no se pierde el control ni se cae en manos del hipnotizador (prefiero decir hipnólogo), ni es algo que se haga con más facilidad a personas ignorantes, al contrario, es preciso tener buena capacidad de imaginación e inteligencia para entrar en trance hipnótico. De hecho, en el proceso de hipnosis es esencial la participación activa del paciente, contrariamente a lo que se suele creer.

 

Por tanto, la hipnosis es una técnica más, una herramienta que tiene verdadera potencia cuando es utilizada por un especialista para alcanzar un fin que mejora la calidad de vida de su paciente o alivia un trastorno o sufrimiento.

 

 

¿Quiénes pueden beneficiarse de la hipnosis?

 

Prácticamente cualquier persona, en mayor o menor grado pueden alcanzar un nivel aceptable de hipnosis. Salvo los niños menores de 4 años y las personas con patologías graves de orden neurológico o trastorno mental grave.

 

¿Qué nivel de trance se necesita para que sea efectiva?

 

Desde el nivel más ligero de trance ya es efectiva la hipnosis.

 

¿Y si una persona no consigue despertar?

 

No pasa nada, todas las personas de un modo natural despertarían o saldrían de ese estado de concentración de forma natural. El especialista puede dar instrucciones para «despertar» a una persona en trance hipnótico, pero si no recibiese tal orden, la persona en trance hipnótico volvería a su estado anterior de forma natural y espontánea como si hubiese estado concentrada en una lectura o absorta admirando o imaginando un paisaje o recuerdo.

Adelgazar con ayuda de la hipnosis

Muchas de las personas que tienen sobrepeso es por causa de una ingesta compulsiva, muchas veces hipercalórica. Con la hipnosis lo que conseguimos es modificar la relación que tenemos con la comida, reduciendo el impulso, ralentizando la ingesta y evitando ciertos alimentos hipercalóricos que se suelen tomar entre comidas. No se trata, por tanto, de ninguna dieta milagro, sino de una modificación en nuestros hábitos alimentarios y de una nueva forma de comer, donde nuestra relación con la comida se transforma de forma definitiva.

De esta forma, sin modificar sustancialmente la dieta podemos adelgazar de forma gradual y lograr el peso ideal, al mismo tiempo que logramos reducir la ansiedad que genera y alimenta la ingesta compulsiva.

Si quieres una demostración, puedes llamar al 677 014 600

Para más información

Solo tenías que ser feliz

En una ocasión, atendí a una señora, que había enviudado unos meses atrás, los hijos ya eran mayores y se habían emancipado, en el transcurso de la conversación me dijo, con un cierto tono de nostalgia, que al final aprendió que la vida solo le pedía que fuese feliz, aunque ella siempre pensó que la vida era esforzarse en alcanzar las metas, trabajar, hacer feliz a los demás, cuidar a los hijos, de la casa, etc.

Atender a lo que importa

Todo eso está bien, lo que no está bien es perder la perspectiva de la prioridad. Solo cuidando de ti puedes cuidar de los demás.

Porque, como dice el título de este libro, solo tenías que ser feliz, de hecho, la vida no te pide nada, son tus creencias, las autodenegaciones y las imposiciones sociales que haces tuyas. solo tienes que ser feliz, pasártelo bien, da igual cuando lo asumas, lo importante es que lo hagas; nunca es tarde.

Imagína que tienes un buen trabajo, con un sueldo, que te permite ir pagando tu hipoteca y las mensualidades del coche, el colegio o la universidad de tus hijos e incluso te queda dinero para irte de vacaciones todos los veranos a tu apartamento de la playa. Ese sería el sueño de muchos de quienes estén leyendo este libro ahora mismo. Pensarás, ¡pues claro! ¿Qué si no?

Entonces imagina ahora que la empresa te despide, que el banco donde tienes la hipoteca deja de mirarte como el cliente que fuiste y ahora te cierra las puertas, te amenaza con llevarte a juicio, embargarte la casa, no, no te desanimes, no tiene por qué pasarte, pero te has dado cuenta de que al menos el banco ha enseñado sus cartas; punto para ti.

Los amigos.

Después están los amigos ¡Ay! Los amigos esos son otro capítulo aparte. También hay que contar con tus compañeros del trabajo, la familia, tu pareja y finalmente, quedas tú, solo tú.

No te culpes, suelta lastre, sé feliz

La culpa, la vergüenza, el “qué dirán” y otras muchas cosas que actúan como barreras en nuestra vida que nos dificultan ese camino hacia la felicidad. Confieso que no me gusta la idea de hablar sobre felicidad porque parecería un tanto pretencioso. No es lo mismo ser feliz que estar feliz. Continuar leyendo «Solo tenías que ser feliz»

Infidelidad, celos y ruptura sentimental

Introducción

Uno de los motivos de consulta más frecuentes asociados a una ruptura en la pareja suele ser la infidelidad. Existe una diferencia experiencial en cuanto al rol de la “víctima” y del “actor”. En el primer caso se produce una pérdida de confianza que difícilmente se repara, y si lo hace, se generan recelos, estados de hipervigilancia y alerta constante cuando se reproducen conductas, que sin ser motivo de infidelidad, tendrían una coherencia para quien lo ha sufrido.

La paradoja de la estabilidad en la pareja

Es cierto que genera muchos problemas en la pareja, si bien es verdad, que esto supone un lastre cultural anclado en décadas anteriores. En pleno siglo XXI, la media de relaciones más o menos estables se ha multiplicado por 5.

Esta paradoja de relación estable asociada a siete, ocho o incluso más parejas antes de formar un vínculo de mayor duración en la pareja es una reproducción de la paradoja en la sociedad, actual que ha ido en el mismo sentido si analizamos, por ejemplo, la estabilidad en el empleo. Hace unas décadas era común que un joven entrara a trabajar en la fábrica, tienda u oficina y terminara jubilándose en el mismo lugar. Incluso el concepto de unión en la pareja “Hasta que la muerte os separe” parece más una sentencia que una puerta que se abre hacia una relación amorosa plena y libre. Y cuando digo libre, lo hago en el sentido de la libertad para elegir a la pareja, que debe permanecer unida por el amor y por esa libertad.

Síntomas de una infidelidad

Pero sigamos con los problemas que acarrea la infidelidad, tanto en la dimensión más práctica, operativa como en la dimensión afectiva, emocional y el coste que tiene para ambos. En primer lugar, se produce una transformación en la pareja en la que quien la sufre puede sufrir de un cortejo sintomático similar al del trastorno por estrés postraumático (hipervigilancia, alerta, desconfianza, pérdida de autoestima, reexperimentación del suceso, etc.). Continuar leyendo «Infidelidad, celos y ruptura sentimental»

Mi hijo ha suspendido asignaturas, qué hacer en vacaciones.

Una de las cosas más esperadas y a veces temidas a finales de junio son los boletines de notas de nuestros hijos adolescentes. Las notas pueden marcar de forma significativa las vacaciones de toda la unidad familiar.

 

Vamos a ver qué hacer cuando traen varias asignaturas suspendidas que tiene que recuperar en septiembre.

 

Lo habitual es que los padres no dispongamos más de unas semanas de vacaciones y estas deben servir para descansar y desconectar de nuestro trabajo y así poder regresar con las energías renovadas de vuelta a la tarea. Con los hijos debe ocurrir igual y las vacaciones no deberían convertirse en una especie de tortura para los suspensos sino más bien un espacio de reflexión sobre dónde hay que mejorar en los estudios para corregir el fracaso en las asignaturas.

Lo primero es cambiar culpa por responsabilidad.

Lo segundo planificar: tiempo de ocio y tiempo de estudio

Lo tercero seguimiento de objetivos marcados.

No vale de nada decir con cierta firmeza que este verano no te mueves de tu cuarto hasta que hayas estudiado toda la mañana, porque van a emplear las horas de la mañana en distraerse, van a percibir eso como un castigo insufrible y no servirá de mucho para que le cojan el gusto a la lengua y literatura, los binomios o las teorías más representativas de la economía en el siglo XX. Si a esto le sumamos que no tiene un horario que cumplir para acudir al Instituto, la hora de levantarse puede convertirse en una especie de asedio a su cuarto.

Continuar leyendo «Mi hijo ha suspendido asignaturas, qué hacer en vacaciones.»

Trastorno Límite de la Personalidad

Introducción

Como otros trastornos de la personalidad, se caracteriza por un patrón de conducta con unos criterios que definen las relaciones interpersonales, el concepto de sí mismo y una conducta desadaptativa que genera una dificultad o malestar significativo en sus vidas.

¿Qué es y por qué el Trastorno Límite de la Personalidad?

Se trata de un patrón de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la imagen de sí mismo y de los afectos, con una impulsividad marcada. Sobre estos tres ejes se encuadra este tipo de trastorno de la personalidad. Comienza en las primeras etapas de la edad adulta. Los síntomas llegan al Límite de lo neurótico a lo psicótico, de ahí lo de «Límite» o «Borderline»

¿Qué criterios diagnósticos se utilizan?

Los criterios (cinco o más) en el DSM-IV-TR son los siguientes:

  1. Esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado. Nota: No incluir los comportamientos suicidas o de automutilación que se recogen en el Criterio 5.
  2. Un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación.
  3. Alteración de la identidad: autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente inestable.
  4. Impulsividad en al menos dos áreas, que es potencialmente dañina para sí mismo (p. ej., gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida). Nota: No incluir los comportamientos suicidas o de automutilación que se recogen en el Criterio 5.
  5. Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de automutilación.
  6. Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (p. ej., episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad, que suelen durar unas horas y rara vez unos días)
  7. Sentimientos crónicos de vacío.
  8. Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira (p. ej., muestras frecuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).
  9. Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

¿Cómo se siente quien tiene este tipo de trastorno de la personalidad?

Quizás lo primero es en la forma en que piensa y siente acerca de sí mismo y de los demás, suelen tener problemas para las relaciones interpersonales, manejan mal las emociones, siendo estas extremas en muchas ocasiones. (Imagen, Emociones y Relaciones). Esto les lleva a veces a conductas de abusos de sustancias, impulsividad, temor al abandono y frecuentes cambios de humor, lo que a menudo provoca rechazo o alejamiento en su red socio familiar. Suele comenzar en la etapa adulta tras la adolescencia y evolucionar durante la adultez, aunque al final de la etapa adulta mejora.

¿Cuáles serían las causas para sufrir un TLP?

Además de los factores ambientales como experiencias en la infancia y adolescencia o el estilo de control parental, el entorno familiar y otros factores de entorno pueden favorecer este trastorno, hay que analizar la genética (factores hereditarios) y la orgánica (anomalías cerebrales).

Personajes famosos con Trastorno Límite de la Personalidad.

Como en cualquier otro trastorno de la personalidad, las diferencias individuales son más marcadas que el patrón sintomático, ya sea por el entorno, las experiencias subjetivas y otras variables individuales. Por lo que no podemos hablar de una foto fija sino de un análisis profundo de la realidad de quien lo padece. No obstante, podemos visualizar este trastorno por algunos patrones de comportamiento compatibles con un TLP.

 

BRITNEY SPEARS

Aquí se ha podido constatar, entre otros criterios, la conducción temeraria, los múltiples episodios de abusos de sustancias o los problemas de alimentación y explosiones de ira. Se le atribuye también un trastorno bipolar.

 

MARILYN MONROE

 

Si analizamos algunos de sus comportamientos podemos ver reflejado un TLP, por ejemplo, el consumo de drogas, la tendencia suicida, las llamadas de atención o el miedo al abandono.

 

 

ROBBIE WILLIAMS

El abuso de sustancias, los atracones y su conducta en las relaciones interpersonales definen a este cantante.

 

JIM CARREY

Un famoso más que sufre del trastorno del límite de la personalidad. El actor es internado contantemente a causa de sus cambios de humor.

 

 

Y para el final, los dos personajes y actrices que tienen TLP en la vida real y en la ficción:

 

WINONA RYDER y ANGELINA JOLIE

Susanna es el personaje en la película Inocencia interrumpida, que interpreta Winona Ryder junto a Angelina Jolie, que además comparte sintomatología en la vida real: cleptomanía, abuso de sustancias, impulsividad.

 

 

Hablemos de sexo: Terapia sexual

La sexualidad forma parte de nuestra vida y, a veces también, los trastornos relacionados con la sexualidad. Las causas de los mismos pueden ser de diferente naturaleza.  Pueden originarse en la adolescencia, por experiencias negativas o una educación sexual inadecuada. También existen otros factores relacionados con la personalidad, expectativas y experiencias en el presente. Una anticipación negativa al fracaso en las relaciones sexuales, sentimientos de culpa o vergüenza frente a las relaciones sexuales o una disminución en la atracción, son factores que pueden causar o mantener estos trastornos. Padecer un trastorno sexual influye negativamente en otras dimensiones de la vida, no solo en las propias relaciones de pareja, sino en la dimensión personal, laboral y familiar de quien lo padece.

Los trastornos de la sexualidad pueden expresarse de distinta forma en el hombre y en la mujer. Los más frecuentes en el hombre son las dificultades en la erección y la eyaculación precoz, aunque también se tratan otros como la eyaculación retardada o ausente o el deseo sexual hipoactivo. En las mujeres, los trastornos más frecuentes son el deseo sexual hipoactivo, la anorgasmia y el vaginismo.
La terapia sexual tiene como objetivo mejorar la calidad de vida y las relaciones sexuales. Un trastorno sexual puede expresarse mediante una serie de síntomas que identificamos cuando se da una incapacidad para mantener relaciones sexuales o estas no son satisfactorias, cuando hay problemas en la pareja, también se pueden expresar como síntomas secundarios de angustia o apatía ante las relaciones de pareja.

Principales trastornos que tratamos:

Impotencia/disfunción eréctil

La disfunción eréctil (DE) es una disfunción sexual masculina común. Ocurre cuando se tiene dificultades para lograr o mantener una erección. Esta disfunción es más común a medida que se envejece pero no es parte natural del envejecimiento. Es una situación que afecta directamente a las relaciones. Estas se vuelven frustrantes y tristes. Y al final es un círculo vicioso al que hay que poner solución cuanto antes.

Eyaculación precoz

La eyaculación precoz ocurre cuando un hombre eyacula antes de lo deseado, ya sea por él o por su pareja, al tener relaciones sexuales. La eyaculación precoz es un problema sexual frecuente.  La prevalencia puede ser variable, aunque 1 de cada 3 hombres dice haber tenido este problema en alguna ocasión. Cuando se da de forma puntual no es motivo de alarma. Sin embargo, se debe acudir a terapia cuando siempre, o casi siempre, se produce la eyaculación en menos de un minuto después de la penetración. Cuando hay una incapacidad para retardar o controlar la eyaculación en las relaciones sexuales. Además este trastorno produce una anticipación negativa, frustración y angustia ante la idea de mantener relaciones sexuales, lo que provoca frecuentemente que se lleguen a evitar dichas relaciones. Existen, como en otros trastornos sexuales, factores psicológicos como biológicos que tienen que ver en la eyaculación precoz. Aunque a muchos hombres les da vergüenza hablar al respecto, la eyaculación precoz es una afección frecuente que puede tratarse. Los medicamentos, el asesoramiento psicológico y las técnicas sexuales que retardan la eyaculación, o una combinación de estos elementos, pueden ayudar a mejorar la vida sexual de quien lo padece y de su pareja.

Anorgasmia

La anorgasmia femenina (ya no se utiliza el término frigidez) es la dificultad regular para alcanzar el orgasmo tras la estimulación sexual. La falta de orgasmos produce angustia e interfiere en la relación de pareja. Es cierto que la experiencia de un orgasmo es algo subjetivo en cada mujer y varían en intensidad, en la frecuencia de sus orgasmos y en cantidad de estimulación necesaria para provocarlo. Muchas mujeres necesitan un cierto grado de estimulación del clítoris, ya sea de forma directa o indirecta y no alcanzan el clímax solo con la penetración.

La anorgasmia puede expresarse de diferentes formas:

  • Anorgasmia primaria. En toda la historia biográfica de la mujer ha experimentado un orgasmo.
  • Anorgasmia adquirida. Cuando ha tenido orgasmos, pero ahora tiene dificultad para alcanzarlos.
  • Anorgasmia circunstancial. Cuando alcanza los orgasmos en ciertas circunstancias: sexo oral, masturbación, otras parejas.
  • Anorgasmia generalizada. Cuando no puede tener orgasmos en ninguna situación y con ninguna pareja.

Cuando la falta de orgasmos o la intensidad de ellos produce instaisfacción se debe tratar y mejorar no solo las relaciones sexuales sino la calidad de vida de quien lo padece.

Vaginismo

Es una auténtica fobia a la penetración. Se produce por un espasmo (contracción involuntaria) de los músculos que rodean la vagina. Los espasmos hacen que la vagina sea muy estrecha y dificulten notablemente la actividad sexual. Entre las causas más comunes están las experiencias traumáticas en las relaciones sexuales o por una respuesta ante el dolor o las expectativas del mismo.

Dispareunia

La dispareunia es el dolor durante la penetración vaginal o ante su intento, se suele denominar coito doloroso. Relacionado con lo anterior, la dispareunia puede producirse en el momento de la penetración (superficial o introital).  Cierto grado de hipertonicidad muscular en la zona pélvica, que provoca una contracción involuntaria así como con un alto grado de tensión muscular involuntario, es común en todos los tipos de dispareunia crónica.

Adicción al sexo

La adicción al sexo es un tipo de conducta sexual compulsiva, también llamada hipersexualidad  o adicción sexual. Se da una idealización excesiva por fantasías, impulsos o conductas sexuales que es difícil de controlar, esto puede provocar angustia o afectar, de manera negativa en otras dimensiones de la vida de quien la padece. Las principales experiencias que abarcan la adicción al sexo suelen ser la obsesión por acumular múltiples parejas sexuales o el acceso a ellas, el cibersexo, el consumo de pornografía y, también el hecho de pagar a cambio de sexo. Estas conductas transforman la vida de quien la padece convirtiéndose en su principal objetivo en la vida, lo que provoca una dependencia, que daña la autoestima y otras dimensiones de la vida como la laboral, familiar o la propia salud física.

Inhibición del deseo sexual

La falta de deseo sexual, actualmente denominada deseo sexual inhibido, es la disminución o ausencia de pensamientos y fantasías sexuales o de deseos de actividad sexual, de forma persistente o recurrente, teniendo en cuenta que existen factores, en el contexto vital del individuo, que pueden afectar al funcionamiento sexual. Se debe tratar cuando la sola idea de una relación sexual llega a causar ansiedad y se trata de evitar cualquier contacto sexual: En este extremo estamos ante una aversión sexual. Este trastorno causa un malestar significativo y dificulta las relaciones de pareja.

Sexo y embarazo

A veces durante el embarazo aumenta el interés en la pareja por el sexo. Otras sin embargo, se genera un rechazo por miedo a que sea perjudicial para el futuro bebé.

¿Qué hay de cierto acerca de si es bueno o malo tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Hay que decir que el feto está protegido por el liquido amniótico, dentro, a su vez, de la cavidad uterina que está dotada de una buena musculatura. Por este motivo el futuro bebé no se ve afectado por la actividad sexual de su mamá.

Muchas futuras madres se preguntan si podría provocar un aborto mantener relaciones sexuales. Tener relaciones sexuales durante el embarazo no provoca un aborto espontáneo. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren porque el feto no se está desarrollando normalmente.

Resulta incómodo practicar sexo estando embarazada.

Eso dependerá del periodo de gestación, no es lo mismo en el primer o segundo trimestre que en el último trimestre. Por ello hay que acomodar las posiciones sexuales durante el embarazo. Las relaciones sexuales no se limitan exclusivamente a la penetración, el sexo oral también es seguro durante el embarazo. A medida que avance el embarazo, experimenta para encontrar lo mejor para ti. Deja fluir la creatividad, siempre y cuando tengas presente el placer y la comodidad mutuos.

Las precauciones se deben más hacia una prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS), ya que al eliminarse el riesgo de embarazo no deseado, se olvidan las precauciones ante las ETS. Y durante el embarazo existe el doble riesgo para la madre y para el bebé.  Si tu pareja padece una ETS debes evitar cualquiera de las formas de sexo (vaginal, oral y anal).

Se debe utilizar el condón si la relación no es exclusiva con tu pareja o si eliges tener relaciones sexuales con una pareja distinta. En cualquier caso si el hecho de mantener relaciones sexuales es motivo de preocupación o malestar nada debe obligarte y debes hablarlo con tu pareja. Las relaciones sexuales deben incluir la estimulación genital sino que abarca una dimensión más amplia y afectiva, los besos, abrazos y caricias forman parte de ese universo afectivo, con especial relevancia durante el embarazo.

Infidelidad y Celos

El término celos, procedente del griego Zealous. Consiste en un sentimiento de desconfianza, ya sea real o imaginaria hacia  la pareja. Hoy en día hablamos de celos, infidelidad emocional, infidelidad sexual y los elementos diferenciales en la forma de experimentarlos según los sufran hombres o mujeres.

Tener celos es algo natural, cuando la relación es un sufrimiento por los celos porque son infundados, se repiten en cada ocasión de forma continua y generan un malestar psicologicamente significativo, destruyendo la relación, entonces hablamos de celos patológicos (Celotipia).

Quien padece este trastorno, experimenta celos obsesivos exige a su pareja que no tenga contacto social ni con sus amigos y en algunos casos con familiares del otro sexo. Suele obsesionarse y genera una conducta hipervigilante ante cualquier salida o posible contacto ya sea en el trabajo o en su entorno social.

poster Gabinete

Más información, puedes contactar y pedir cita al 677014600 o al email

Trastorno del interés/excitación sexual femenino

Programa de intervención para el 302.72 (F52.22) Trastorno del interés/excitación sexual femenino.

Definición.

La ausencia o reducción significativa del interés/excitación sexual femenina, que se manifiesta por lo menos por uno de los tres siguientes:

Criterios diagnósticos.

A)

  1.  Interés ausente o reducido en la actividad sexual.
  2. Fantasías o pensamientos sexuales o eróticos ausentes o reducidos.
  3. Inicio reducido o ausente de la actividad sexual y habitualmente no receptiva a los intentos de la pareja por iniciarla.
  4. Excitación o placer sexual ausente o reducido durante la actividad sexual en casi todas o todas las ocasiones —aproximadamente 75-100% de la actividad sexual en pareja— en situaciones y contextos concretos o, si es generalizada, en todos los contextos.
  5. Excitación o placer sexual ausenta o reducido en respuesta a cualquier invitación sexual o erótica, interna o externa (p. ej., escrita, verbal, visual).
  6. Sensaciones genitales o no genitales ausentes o reducidas durante la actividad sexual en casi todas o todas las ocasiones —aproximadamente 75-100%— de la actividad sexual en pareja en situaciones y contextos concretos o, si es generalizada, en todos los contextos.

B) Los síntomas del Criterio A han persistido durante unos seis meses como mínimo.

C) Los síntomas del Criterio A provocan un malestar clínicamente significativo en el individuo.

D) La disfunción sexual no se explica mejor por un trastorno mental no sexual o como consecuencia de una alteración grave de la relación (p. ej., violencia de género) u otros factores estresantes significativos y no se puede atribuir a los efectos de una sustancia/medicamento o a otra afección médica.

Continuar leyendo «Trastorno del interés/excitación sexual femenino»

Cuando los pensamientos toman el control

Pensamientos y obsesiones

¡No puedo dejar de pensar en eso! Los pensamientos me dominan o es algo que no puedo evitar, aunque lo cierto es que suele ocurrir que le otorgamos una capacidad y un poder a tales pensamientos, muchas veces obsesivos, que no les corresponde.

¿Qué son los pensamientos?

En primer lugar debemos saber que los pensamientos son una elaboración de nuestro cerebro y que nos ayuda a formar una idea o una realidad percibida. Esto suele ocurrir del mismo modo que parpadeamos, respiramos o late nuestro corazón. Esto es, miles de veces cada día y nos ayudan a tomar decisiones, a afrontar nuestros temores o a recrear una fantasía, entre otras cosas. La cuestión que aquí tratamos es cuando esos pensamientos se vuelven repetitivos, intrusos y nos molestan, produciendo un malestar psicológico Continuar leyendo «Cuando los pensamientos toman el control»

Cómo mandar a alguien a la mierda. Y que llegue bien.

Cómo mandar a la mierda a alguien: y que llegue bien

Más vale una vez colorado que ciento amarillo. Nos pasamos gran parte de nuestra vida pensando en cómo hacer para que los demás no se sientan mal, no se incomoden. En este libro propongo un cambio en la forma en que nos relacionamos con determinada gente tóxica.

Una forma más sana, más auténtica donde no caben impostores. Las emociones que nos guardamos, acaban por salir tarde o temprano y casi siempre lo hacen en forma de trastornos.

Veremos las distintas formas inteligentes y elegantes de mandar a la mierda a quien nos importuna, la forma de detectarlos como medida preventiva y liberarnos de nuestras distorsiones sin perder nuestra esencia. Tan válido es utilizar el sentido del humor como la ironía, lo importante es el efecto liberador que se obtiene, del mismo modo que cuando abrimos las ventanas de nuestra casa para que se saneen las habitaciones.

Si sabes que una comida te va a sentar mal, simplemente no la comes. Y no le das explicaciones a nadie ni te sientes culpable o mala persona por haber hecho tal cosa. Entonces, ¿por qué cuando alguien te está dando la tabarra lo tienes que soportar estoicamente? Y puede que te esté dando la tabarra o simplemente te esté haciendo perder el tiempo o te esté utilizando para su único y propio interés sin aportar nada a tu vida ¿También te lo tienes que tragar? Continuar leyendo «Cómo mandar a alguien a la mierda. Y que llegue bien.»

A %d blogueros les gusta esto: