Hablemos de emociones y sentimientos

A veces hay cosas en la vida que nos emocionan, otras veces algo nos parece emocionante.

Entonces, ¿qué son las emociones?

Pues son respuestas psicofisiológicas ante los distintos estímulos, como los que decía al comienzo; ya sean situaciones, cosas, personas o incluso recuerdos o anticipaciones, es decir, cosas que pasaron o cosas que esperamos que ocurran. Así, las emociones desencadenan una conducta y a su vez, esta conducta alimenta las emociones (Teoría de Cannon-Bard). Por ejemplo, cuando tenemos miedo, tendemos a salir corriendo o quedarnos paralizados, de modo que esta conducta de huida o evitación consolida la emoción de miedo. Continuar leyendo «Hablemos de emociones y sentimientos»

Escalones generacionales y sus características: aclarando conceptos

Muchas veces hemos escuchado decir aquello de estos jóvenes son “nativos” tecnológicos, o esto lo hacen mejor los “millenials” …  Pareciera que estamos hablando de tribus o de etnias más que de diferentes generaciones que ahora conviven en un mismo espacio laboral.

 

Comenzaremos con los más veteranos, se trata de los Baby Boomers, la generación del Baby boom, que en realidad fue un aumento de la tasa de la natalidad tras la segunda guerra mundial, y en el caso español, tras la depresión de la guerra civil, lo que se conocía por muchos mayores como el año del hambre, las cartillas de racionamiento y el estraperlo. Pues bien, aquellos nacidos entre 1945 y 1964 son los considerados niños y niñas del Baby Boom.

Generaciones Baby boom a Generación ZPersonas que se incorporan al mundo laboral en un escenario industrial y de servicios en menor medida, con mayor prevalencia del hombre frente al de la mujer, siendo esta relegada a puestos de trabajo administrativos en ese mundo masculinizado. Fueron testigos en su juventud del movimiento Hippie, del mayo del 68 en París y de la Guerra de Vietnam. Alcanzaban la independencia familiar en la segunda década de sus vidas y su pasaporte para salir de la casa de los padres era casi siempre encontrar un trabajo y el matrimonio al estilo tradicional. Su música se escuchaba en vinilos y en casetes de hierro y cromo.

Desde mediados de los años 60 y hasta comienzos de los 80, nacieron los llamados Generación X. Fueron aquellos jóvenes, Continuar leyendo «Escalones generacionales y sus características: aclarando conceptos»

Algunas notas sobre la educación emocional en el entorno familiar

Cuando mi hijo tiene una pataleta, da un grito o una mala contestación, ¿realmente sé lo que está sintiendo?

Introducción.

 

El ser humano se mueve en un entorno donde es inevitablemente un ser social, y esto cobra mayor importancia en el núcleo primario de esa sociedad en la que se desarrolla, que es la familia, donde existen lazos emocionales fuertes entre padres, madres e hijos. De ahí la importancia de una educación emocional que permita, más allá de la convivencia, una interrelación sana entre los miembros de ella. Vivir con emociones positivas facilita una vida sana, por el contrario, las emociones negativas tienen a menudo un coste para nuestra salud y para las relaciones interpersonales.

 

Esta es como ya hemos dicho, la gran cruzada de Goleman: que desde todos los ámbitos posibles se comience a considerar la inteligencia emocional y sus competencias como claves para el éxito personal y profesional.

 

Los argumentos más convincentes y poderosos se dirigen tanto a la cabeza como al corazón. Y esta estrecha orquestación entre el pensamiento y el sentimiento es posible gracias a algo que podíamos calificar como una especie de autopista cerebral, un conjunto de neuronas que conectan los lóbulos prefrontales – el centro ejecutivo cerebral, situado inmediatamente detrás de la frente y que se ocupa de la toma de decisiones-con la región profunda del cerebro que alberga nuestras emociones. Continuar leyendo «Algunas notas sobre la educación emocional en el entorno familiar»

El lenguaje corporal: cuando tus gestos hablan por ti

Tal vez deberíamos expresar con más precisión que nuestra postura, la forma en que nos comunicamos con los demás a través de nuestros gestos, distancia, mirada y posición condicionan nuestra conducta social, nos hace más o menos poderosos e influyentes ante los demás, y lo que es más importante, ante nosotros mismos.

 

Sí, ante nosotros mismos, ya que nuestro lenguaje corporal influye significativamente en nuestro estado de ánimo, del mismo modo que nos sentimos influidos por el entorno, por las amenazas, Continuar leyendo «El lenguaje corporal: cuando tus gestos hablan por ti»

Las cuatro reglas del Método, Descartes

Emociones y sentimientos

Dejar de fumar con hipnosis

Blog de psicología

Consulta

Mediación Familiar 

Terapia Sexual

Algunos de mis Libros

 

Introducción.

En el siglo XVII se abren nuevos horizontes en el saber humano. Esto que culminará con la enciclopedia un siglo más tarde es un período que no pasará desapercibido para el futuro. La ciencia no es únicamente un conocimiento teórico de las causas, se presenta como una oportunidad de crecimiento humano. En el siglo XVII se abren nuevos horizontes en el saber humano. Esto que culminará con la enciclopedia un siglo más tarde es un período que no pasará desapercibido para el futuro.

 

La ciencia no es únicamente un conocimiento teórico de las causas, se presenta como una oportunidad de crecimiento humano. Este conocimiento útil se erige con la certeza racional y evidente que le da solidez a sus propios planteamientos. Es el siglo de la física, las matemáticas, la geometría y las ciencia que no dependen de lo subjetivo.

 

EL MÉTODO CARTESIANO

Descartes propone un método que ha de ser matemático y universal, sea cual sea su aplicación o campo del saber a que se refiera. La definición de lo que él entiende por método la podemos encontrar en la Regla IV de su obra “Regulae ad directionem ingenii”: “Así pues, entiendo por método reglas ciertas y fáciles, mediante las cuales el que las observe exactamente no tomará nunca nada falso por verdadero, y, no empleando inútilmente ningún esfuerzo de la mente, sino aumentando siempre gradualmente su ciencia, llegará al conocimiento verdadero de todo aquello de que es capaz.» (“Reglas para la dirección del espíritu”. Alianza editorial, Madrid 1989, pg. 79 ) La primera ventaja que nos proporciona el método es evitar el error. Pero, además de proporcionarnos un conjunto de reglas o procedimientos para deducir lo que ya conocemos, puede aplicarse a cualquier nuevo campo del saber. El método permitirá que aumentemos nuestros conocimientos y descubramos nuevas verdades.

Las reglas del método pueden resumirse en cuatro fundamentales, enunciadas por Descartes en su “Discurso del método”:

Continuar leyendo «Las cuatro reglas del Método, Descartes»