La Mayéutica como estrategia de comunicación en crisis.

Decía Napoleón aquello de “Si el enemigo se está equivocando no lo distraigas”, y eso forma parte de la Mayéutica socrática de hace 24 siglos. La mayéutica es algo que aprendió Sócrates de su madre, que era matrona. La mayéutica es el arte de dar a luz. Quien pare es la madre, no la matrona. Y es precisamente mediante ese arte de dar a luz donde interviene la matrona, guiando el camino para lograr su objetivo.

Y digo todo esto a propósito de un partero (MAR) que ha gestionado una crisis política con esta técnica. Y decía todo esto porque ha atendido las tres premisas del método.  1.- Evalúa y calma el dolor, 2.- dirige y conduce el parto difícil y, 3.- si fuese preciso, provoca el aborto, salvando a la madre.  En este caso, ha utilizado la técnica, no tanto para que el adversario (el alumno PC) fuese avanzando hacia el conocimiento mediante los interrogantes, sino para dejarlo caer en su error y hacer visible su torpeza ante los demás.

Continuar leyendo «La Mayéutica como estrategia de comunicación en crisis.»

Hablemos de Negociación: relación y contenido

En primer lugar, vamos a ir acotando términos, pues no todo es negociación, aunque sí todo o casi todo es negociable ¿Cómo es esto posible?

No todo es negociación porque para que haya una negociación debe existir una voluntad entre las partes, esto implica ya que hay dos o más partes y que también hay un contenido a negociar que suscita un interés por las partes. Ese contenido sería el asunto a negociar que provoca el conflicto por las diferentes posiciones de las partes ante el mismo.

Así, pues tenemos que para que haya negociación se deben dar un contenido, unas partes y una voluntad. Veremos más adelante como existe una cuarta dimensión a modo transversal, que supone muchas veces la diferencia entre alcanzar el acuerdo o el fracaso en dicha negociación.

No todas las negociaciones son necesariamente simétricas en cuanto a la relación de poder, el número de negociadores o el rol que representa cada parte. Así, imaginemos una negociación para un contrato de trabajo donde a priori hay una prevalencia de quien oferta frente a quien demanda, digo solo a priori. O de una negociación donde un grupo mayoritario de una comunidad de vecinos necesita unanimidad y se encuentra con un vecino que se opone.

Me presentaré a usted según la relación que quiera mantener con usted (L. Pirandello).

Esta frase del dramaturgo reúne la esencia de los estilos en la negociación, cuyo objetivo busca mejorar la relación en favor de los contenidos Continuar leyendo «Hablemos de Negociación: relación y contenido»

Síndrome postvacacional: o como regresar al trabajo tras las vacaciones

Resumen. El síndrome postvacacional suele manifestarse mediante síntomas físicos de carácter biológico, junto a un cortejo sintomatológico de carácter psicológico. Los efectos suelen superarse en unos días, aunque pueden persistir en algunos casos hasta dos semanas.

Si bien no estamos ante una entidad clínica propia que podamos denominar enfermedad en sentido estricto, cada año tras la vuelta al trabajo después de las vacaciones hay una proporción importante de la población laboral activa (1/3) que padece este síndrome y que se suele hacer visible mediante una depresión, irritabilidad, astenia, tristeza, apatía, ansiedad, insomnio, dolores musculares, tensión, nauseas, extrasístoles (palpitaciones), taquicardias, sensación de ahogo y problemas de estómago, entre otros. Esta sintomatología genera absentismo, no sólo por ausencia al trabajo sino por bajo rendimiento en la propia actividad aunque se acuda al trabajo. La mejor manera de combatir este trastorno es, como suele ocurrir siempre en salud, mediante la prevención primaria y unos consejos fáciles de seguir, que van desde el ritmo de vacaciones hasta la forma de incorporación en el puesto de trabajo tras las vacaciones, la actividad a desarrollar y el clima laboral y relaciones interpersonales en el ámbito laboral. Continuar leyendo «Síndrome postvacacional: o como regresar al trabajo tras las vacaciones»

Si Sócrates tuviese que acudir a una entrevista de trabajo.

Se ha hecho esta entrada con el objetivo puesto en aquellas personas que han de superar una entrevista de trabajo. Hemos preparado cinco puntos con una frase atribuida al filósofo, para transformar una idea en una acción.

Sócrates (Atenas, 470-399 AC), fue un filósofo clásico griego, tuvo como discípulo a Platón, y este a Aristóteles. Otros discípulos suyos fueron Antístenes, Aristipo y Esquines. Hasta la fecha no existe evidencia alguna de que publicara algún escrito, aunque se conocen muchos detalles de su vida gracias a las obras de Aristófanes, los diálogos de Platón y los diálogos de Jenofonte.

Utilizaba la mayéutica, “el arte de dar a luz”, aprendido de su Continuar leyendo «Si Sócrates tuviese que acudir a una entrevista de trabajo.»

DIEZ REGLAS DE ORO PARA AFRONTAR CON ÉXITO UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Entrevista de trabajo: cómo afrontarla con éxito, aprender y superar eficazmente

Se ha hecho esta entrada con el objetivo puesto en aquellas personas que han de superar una entrevista de trabajo. Se muestran diez reglas sencillas y fáciles de recordar, a las que acompaña una frase que le da fuerza y al mismo tiempo sirve de refuerzo para recordar dicha regla.

No he querido extenderme en los consejos, ya que sería imposible llevarlos todos a la práctica y nos confundirían más aún, sobre todo si tenemos en cuenta en alto grado de estrés que tendríamos en una entrevista en la que se pone en juego nuestro futuro. Además, como decía San Agustín «Es imposible estar hablando mientras estamos pendiente de cómo lo hacemos».

Así que aplicar las reglas que mejor os vayan y os identifiquen y ¡SUERTE!

Primera regla: MOSTRAR NUESTROS PUNTOS FUERTES.

Eso sí, con naturalidad, sin pasarse, no olvidar que hay que demostrarlo en los documentos aportados y que los comprobarán. Si tienes primero de derecho, eso no le interesa a nadie, si te faltan dos asignaturas para terminar medicina ¡acábalas cuanto antes! No sería el primer currículum que he leído en el que me han aportado un certificado de buena conducta de la guardería infantil; como anécdota está muy bien, aunque le quita interés y relevancia. Debemos centrarnos en los méritos relacionados con el trabajo objeto de la entrevista.

Hablar despertando interés en nuestros interlocutores, con cierta persuasión pero sobre todo con convencimiento. Para ello es indispensable conocernos y conocer nuestros puntos fuertes. Sócrates fue orientado de la misma manera en el oráculo de Delfos con la frase «Conócete a ti mismo» así que no pierdas tiempo y conócete a ti mismo/a.

A mí no me parece el que es sabio sólo en palabras, sino el que es sabio en hechos. (San Gregorio).

 

Segunda regla: LENGUAJE POSITIVO.

No utilizar muletillas, palabras argot, sustituir los «peros» por un «además». Si nos piden informática e Inglés, y decimos «pero es que yo soy de letras y francés…» estamos perdidos; en cambio un «además podría incorporar conocimientos de francés…» daría un sentido totalmente distinto.

Gracias a las palabras, nos hemos podido elevar por encima de los animales; y, gracias a las palabras, a menudo nos hundimos por debajo de los demonios. (A. Huxley)

 

Tercera regla: NUESTRA CONFIANZA ES NUESTRA MEJOR TARJETA DE VISITA.

En los gestos, en nuestra forma de hablar. Hagámoslo con confianza en nosotros mismos: ellos también están interesados en nosotros. Atención a la mirada constante, la palabra precisa y rebuscada y a la sonrisa perfecta…. Naturalidad ante todo. Mirada 2/3 del tiempo, descansar de vez en cuando; sonrisa la que nos salga de forma espontánea; palabra la que conozcamos con certeza y defina mejor lo que queremos expresar. El mejor lenguaje es el directo, el sencillo.

Del mismo modo que no debes ser falso con los demás, sé sincero contigo mismo. (F. Bacon)

 

Cuarta regla: NO HABLAR MAL DE TERCEROS.

Si lo hacemos perdemos toda nuestra credibilidad. Jamás debemos criticar a un compañero de trabajo, sobre todo en una entrevista, aunque nos lo pongan a tiro, puede ser una trampa y, además, la nobleza no está nunca de más. Así que tened discreción en las situaciones delicadas.

Lo que está en nuestro poder hacer, también está en nuestro poder no hacerlo. (Aristóteles)

 

Quinta regla: VERSATILIDAD, FLEXIBILIDAD, ADAPTABILIDAD.

Es el sueño de todo empresario, tener empleados versátiles, flexibles y adaptables a cualquier puesto de trabajo; bien, mostrémosles esas cualidades, enseñemos nuestra actitud abierta y positiva ante nuevas situaciones. No me equivoco si aseguro que esto no debe confundirse con el peloteo, la sumisión, el gregarismo y el arrastre de barriga por el suelo del despacho, eso nos haría quedar fatal… a nadie le interesa un pelota hoy en día y si encontráis a alguien así, no os interesa a vosotros.

Me presentaré a usted según la relación que quiera establecer con usted. (L. Pirandello)

 

Sexta regla: CONOCER EL ENTORNO.

Esto lo hacen hasta los militares: el conocimiento del terreno, de los movimientos, de los objetivos de la empresa, lo que buscan de nosotros. No dejemos nada para la improvisación, hay que preparar la entrevista con tiempo, llegaremos con tiempo, pero no antes que los trabajadores de la limpieza. Debemos camuflarnos utilizando la ropa adecuada en función de lo que veamos allí, no llamar la atención vistiendo una ropa inusual en nosotros, no vamos de boda… pero tampoco vamos de pesca.

El hombre no es otra cosa que lo que conoce. (F. Bacon)

 

Séptima regla: UTILIZAR IDEAS FUERZA, PALABRAS CLAVE.

Ya sabéis: reto, experiencia, futuro, confianza, colaboración, eficacia, proyecto, garantía, responsabilidad, metas, objetivos…. palabras que deben estar integradas en vuestro pensamiento, no gastarlas y, sobre todo, que sean sinceras, que formen parte de vuestra manera de ser.

La imaginación al poder. (Pintada en París, mayo del 68.)

 

Octava regla: SABER ESCUCHAR.

Atender a todas las preguntas que nos hagan, escuchar activamente.

Tenemos dos orejas y una sola lengua, por tanto debemos escuchar el doble. (Epicteto)

 

Novena regla: CONCRETAR, RESOLVER TODOS LOS ASPECTOS.

Jamás se os ocurra responder divagando, tratar de concretar al máximo, resumir.

Mirad, os he mandado como a ovejas en medio de los lobos. Sed, pues, sabios como las serpientes e inofensivos como las palomas. (Jesús de Nazaret, el de la fe de mis mayores)

 

Décima regla: NATURALIDAD.

Si hacemos poses ensayadas, nos descubrirán y, a no ser que el trabajo sea en el cine o el teatro, no nos ayudará mucho. Tampoco pecar de exceso de confianza ni en nosotros mismos ni, nunca, en el entrevistador….. Recordad: La virtud está en el término medio, decía Aristóteles.

Lo que es verdadero, simple y sincero es lo más compatible con la naturaleza humana. (Cicerón)

 

 

 

El lenguaje corporal: cuando tus gestos hablan por ti

Tal vez deberíamos expresar con más precisión que nuestra postura, la forma en que nos comunicamos con los demás a través de nuestros gestos, distancia, mirada y posición condicionan nuestra conducta social, nos hace más o menos poderosos e influyentes ante los demás, y lo que es más importante, ante nosotros mismos.

 

Sí, ante nosotros mismos, ya que nuestro lenguaje corporal influye significativamente en nuestro estado de ánimo, del mismo modo que nos sentimos influidos por el entorno, por las amenazas, Continuar leyendo «El lenguaje corporal: cuando tus gestos hablan por ti»

Tecnología y cambio social

Llamamos tecnología al fenómeno que nos envuelve con artefactos y aparatos técnicos de manera cotidiana en nuestro mundo. Así, utilizamos este término para describir peyorativamente a los elementos que nos incordian, otras veces para demostrar los avances que la ciencia ha aplicado en nuestra sociedad. En realidad es eso: Tecnología como elemento que no hace sino configurar nuestro entorno en la Era en que vivimos. Y es que la tecnología nos acompaña desde tiempo atrás. Podríamos situar su origen con Gutemberg en el Renacimiento, Continuar leyendo «Tecnología y cambio social»

Las cuatro reglas del Método, Descartes

Antes de iniciarte en esta lectura, te invito a conocer mi nuevo libro: Solo tenías que ser feliz.

Ahora puedes seguir disfrutando de los contenidos del blog. Gracias por tu atención.

 

Puedes visitar mi sitio en Amazon

Introducción.

En el siglo XVII se abren nuevos horizontes en el saber humano. Esto que culminará con la enciclopedia un siglo más tarde es un período que no pasará desapercibido para el futuro. La ciencia no es únicamente un conocimiento teórico de las causas, se presenta como una oportunidad de crecimiento humano. En el siglo XVII se abren nuevos horizontes en el saber humano. Esto que culminará con la enciclopedia un siglo más tarde es un período que no pasará desapercibido para el futuro.

 

La ciencia no es únicamente un conocimiento teórico de las causas, se presenta como una oportunidad de crecimiento humano. Este conocimiento útil se erige con la certeza racional y evidente que le da solidez a sus propios planteamientos. Es el siglo de la física, las matemáticas, la geometría y las ciencia que no dependen de lo subjetivo.

 

EL MÉTODO CARTESIANO

Descartes propone un método que ha de ser matemático y universal, sea cual sea su aplicación o campo del saber a que se refiera. La definición de lo que él entiende por método la podemos encontrar en la Regla IV de su obra “Regulae ad directionem ingenii”: “Así pues, entiendo por método reglas ciertas y fáciles, mediante las cuales el que las observe exactamente no tomará nunca nada falso por verdadero, y, no empleando inútilmente ningún esfuerzo de la mente, sino aumentando siempre gradualmente su ciencia, llegará al conocimiento verdadero de todo aquello de que es capaz.» (“Reglas para la dirección del espíritu”. Alianza editorial, Madrid 1989, pg. 79 ) La primera ventaja que nos proporciona el método es evitar el error. Pero, además de proporcionarnos un conjunto de reglas o procedimientos para deducir lo que ya conocemos, puede aplicarse a cualquier nuevo campo del saber. El método permitirá que aumentemos nuestros conocimientos y descubramos nuevas verdades.

Las reglas del método pueden resumirse en cuatro fundamentales, enunciadas por Descartes en su “Discurso del método”:

Continuar leyendo «Las cuatro reglas del Método, Descartes»

Tiempo para trabajar, tiempo para vivir; tiempo y vida

Cada vez son más las grandes –y no tan grandes– empresas que apuestan por poner en marcha medidas de cara a la conciliación de la vida laboral y familiar. Este fenómeno, que se me antoja imparable, debe hacernos reflexionar sobre dos aspectos: ¿Es que se trata de un plan de marketing con vistas a purgar malas prácticas? o, por el contrario, ¿Es el resultado de una política de dirección de personas que asegura a medio y largo plazo una rentabilidad adicional a la empresa?.

La jornada de 35 horas semanales, los permisos por maternidad Continuar leyendo «Tiempo para trabajar, tiempo para vivir; tiempo y vida»

¿Qué es eso del cambio?

El cambio afecta a la propia esencia de la verdad, de lo que conocemos por la verdad científica demostrable, replicable y reconocida como tal por la comunidad científica; afecta del mismo modo a su raíz, a la forma de hacer ciencia e incluso a los planteamientos y paradigmas que hasta ahora han venido sustentando los rudimentos del saber humano. Continuar leyendo «¿Qué es eso del cambio?»

A %d blogueros les gusta esto: