Ansiedad, diferentes formas, diferentes experiencias

¿Qué es la Ansiedad? ¿Tendré Ansiedad?

Uno de los problemas más frecuentes de consulta en atención primaria en España es la ansiedad. Alrededor de un 6,7% de la población, (8,8% en mujeres, 4,5% en hombres). Si se incluyen “signos/síntomas de ansiedad” la cifra alcanza el 10,4%. Su frecuencia es relativamente estable a lo largo de la edad adulta: entre el 10 y el 12% de las mujeres entre 35 y 84 años tienen registrado este trastorno, y alcanza el 16-18% cuando se incluyen los síntomas, concluye un estudio de la Base de Datos Clínicos de Atención Primaria (BDCAP) publicado en diciembre de 2020.

Si avanzamos en este estudio, el 34,3% de las mujeres y el 17,8% de los hombres de 40 y más años ha retirado al menos un envase de antidepresivo, ansiolítico o hipnótico/sedante durante el año de estudio, 2017. A estas cifras debemos añadir un 25% pues según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a partir de 2020 con la pandemia del SARS-Cov-2 advertía de un aumento en un 25% de este problema de Salud Mental.

En este texto trataremos de desmenuzar todo lo relacionado con la ansiedad desde una triple perspectiva: la experiencia subjetiva, la sintomatología objetiva y el estilo de afrontamiento.

No todo es ansiedad, estar nervioso o inquieto no significa tener ansiedad

Por tanto, no todo es ansiedad, muchas veces utilizamos este concepto para referirnos a un malestar o a una sensación puntual y pasajera que nos preocupa. Cuando hablamos de un Trastorno de Ansiedad es porque se dan unos criterios específicos, junto a una duración e intensidad más allá de una respuesta fisiológica ante un hecho percibido o imaginado por nosotros como amenaza.  Veremos en las siguientes páginas como la ansiedad se presenta con un nombre y apellidos distintos en función de la sintomatología que presenta, por lo que estaríamos ante un espectro amplio, aunque en muchas ocasiones se le suele denominar Trastorno de Ansiedad no especificada. La razón de aplicar esta categoría se debe a que no existe suficiente información para hacer un diagnóstico más específico, como es el caso de los servicios de urgencias.

Puedes acceder a todo el contenido  si eres Suscriptor registrado en esta web.

¡Este año dejo de fumar! ¿Cuántas veces lo has pensado e incluso lo has dicho a los tuyos sin conseguirlo? Pues ahora es el mejor momento, comienza y hazlo de manera fácil, con un método que te permita hacerlo sin esfuerzo y casi sin darte cuenta. Por menos de lo que te cuesta comprar los cigarrillos habrás dejado de fumar y liberado de un hábito nocivo para tu salud y la de los tuyos. ¿Necesitas más razones?

Te dejo este enlace para que pruebes de forma libre y gratuita

A los trastornos de ansiedad les pasa como a los chinos, se parecen todos, sin embargo, se diferencian entre sí según el tipo de situaciones que inducen el miedo, la ansiedad o las conductas evitativas. Quienes padecen algún tipo de ansiedad suelen tener una respuesta de miedo o anticipación negativa y su consecuente conducta de evitación.

Tenemos que insistir que una respuesta de ansiedad es un mecanismo adaptativo ante situaciones de estrés, lo que hace que nuestro afrontamiento sea adecuado ante tales situaciones. Esta respuesta, que es normal e incluso necesaria, funciona de forma ajustada cuando hay una proporción entre estímulo y respuesta. Hasta aquí se trata de un proceso natural y adaptativo a nuestro entorno. En cambio, cuando la respuesta que emitimos deja de ser adaptativa para generarnos malestar y producirnos un deterioro en nuestra calidad de vida a causa de los síntomas antes descritos, estamos ante la ansiedad en cualquiera de sus formas.

Para saber más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *