Sobre el sexo, el género y la identidad

¿Qué término es el correcto, sexo o género?

No hace mucho alguien (27 años) me decía en la consulta que no sabía cómo salir del armario de sus padres, ya había salido del armario de su entorno social, amigos, etc. pero no de sus padres. Se refería a como decirles que se sentía chica y no chico. Lo curioso es que ya les había confesado años atrás (19 años) que era bisexual y por tanto sentía atracción por personas de ambos sexos. Ahora su duda era como decirles que era trans.

En otra ocasión asistí a alguien que había pasado por intervenciones quirúrgicas para reasignación de sexo y tratamiento hormonal, porque su sexo asignado al nacer era de niña y su identidad de género fue posteriormente la de niño, había padecido una disforia de género, hasta que la cirugía de reasignación de sexo logró ayudarle a mejorar su calidad de vida. Hay quien le diría que es un transexual, cuando en realidad esta persona es sencillamente un hombre. En todo caso, transgénero, aunque yo preferiría identificarlo como hombre, él también lo prefiere.

 

Aclarando términos: sexo, género, disforia, transgénero, binario…

El sexo se determina por los caracteres biológicos y fisiológicos de alguien, y se asigna al nacer, muchas veces en la vigésima semana de gestación, mediante una ecografía, donde le dicen a la madre que tendrá un niño o una niña en función de sus genitales. Así, lo común es asignar el sexo masculino al niño que tiene cromosomas XY y sexo femenino a la niña que tiene cromosomas XX, (El síndrome de Turner, es un X0, monosomía, y se le asigna el femenino) esto se da por hecho al observar los genitales del neonato, ya que en la práctica no se suele hacer un cariotipo a ningún neonato salvo que haya una indicación expresa por razón de alguna patología.

El género parte de una construcción social que determina el rol asignado al hombre o a la mujer. Estos roles establecen de algún modo las expectativas que la sociedad tiene acerca de un niño o una niña, de un hombre o de una mujer, mediante ese género masculino o femenino. Por ejemplo, se espera que un niño vista ropa de niño, nos refiramos con artículos, adjetivos, etc. del género correspondiente masculino o femenino. La niña es delgada, el niño es delgado, por poner algún ejemplo. Y así, en la diferenciación en muchas otras actividades o grupos de pertenencia a lo largo de su vida.

 

Desenmarañando la madeja de toda la terminología acerca de las diferentes formas de identidad respecto al género.

Ya hemos aclarado lo fundamental, lo que ya intuíamos. Entonces vamos a meternos en esa especie de laberinto de términos, que muchas veces establece la relación que se da en la sociedad con respecto a las personas en función de su identidad de género.

Disforia de género, Binario, no Binario, Transgénero, Intergénero ….

 

Disforia de género se refiere a un malestar. Así de sencillo. Toda disforia es un malestar percibido por quien la padece. En este caso es lo que sienten las personas que no sienten su identidad de género con el sexo asignado al nacer.

 

Cisgénero, sin embargo, sería cuando hay una identificación, aunque nos parezca una obviedad, entre el sexo asignado y el género.

 

Fluidez de género es cuando la identidad o expresión de género no son fijas, sino que pueden variar en el tiempo. Un chico se puede identificar con el género femenino hoy y eso no es impedimento para que pasado un tiempo se identifique con el masculino.  De hecho, tener género fluido es una identidad de género. Lo que nos llevaría a otro término como es el Intergénero. En este caso, las personas no se identifican como hombre ni como mujer, o cuya identidad se encuentra fuera del binarismo de género tradicional (masculino y femenino). Aunque es cierto que se denomina a veces Género no binario

 

Género no conforme o género no binario.  Se refiere este término para designar cuando la expresión de género de una persona no se ajusta a las categorías tradicionales “masculino” o “femenino”, que representaría el binarismo de género.

 

Transgénero Este término se utiliza de forma general para describir a aquellas personas cuya identidad de género es diferente de su sexo asignado al nacer. Así, el hombre transgénero, su sexo asignado al nacer fue femenino, pero tiene identidad de género masculina, es decir que se identifica como hombre. De hecho, estas personas se identifican muchas veces como hombres, sin más. En el caso de la mujer transgénero, su sexo asignado al nacer fue masculino, pero con identidad de género femenina, por lo que ella se identifica como mujer. Del mismo modo, se suelen identificar como mujer, sin más.

 

Intersexual, se utiliza para denominar una variedad de situaciones donde una persona nace con órganos sexuales que no se ajustan a las definiciones típicas de femenino o masculino. Algunas veces, cuando una persona nace con genitales externos que no son claramente masculinos o femeninos, se le hace una cirugía para volverlos masculinos o femeninos. De modo que se les asigna un sexo “legal” al nacer, aunque su identidad de género posteriormente en su desarrollo no coincide que el sexo que se le asignó. Es por esto que algunas personas intersexuales pueden ser también transgénero, aunque no necesariamente tenga que asociarse ser intersexual con transgénero.

 

Ya para terminar, diremos que existen una serie de términos obsoletos, que no representan la realidad de las personas a quienes se dirigen y que a veces podrían tener un trasfondo peyorativo u ofensivo. Por ejemplo, travestí, transexual, transgenerado… Por ello debe primar el respeto a la identidad que siente cada persona y cómo quiere ser tratada por los demás.

 

Autor: admin

Licenciado en Psicología Clinica y de la Salud, Doctor por la Universidad de Granada. Licenciado en Pedagogía. Diplomado en Enfermería. Universidad de Sevilla. Experto en Educación para la Salud. Experto en Psicología Educativa. Mediador Familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: