Disfunciones sexuales en la mujer

En este capítulo vamos a recoger de forma sintética aquellas disfunciones sexuales en la mujer, los síntomas, causas y orientación al tratamiento. Nos basaremos en los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V).

Trastorno orgásmico femenino

Trastorno del interés/excitación sexual

Trastorno del dolor genito-pélvico/penetración

______________________________

Trastorno orgásmico femenino (anorgasmia).

El trastorno orgásmico femenino se caracteriza por una dificultad para experimentar el orgasmo o una marcada disminución en la intensidad de las sensaciones orgásmicas. Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo o intensidad de la estimulación que les proporciona el alcanzar un orgasmo. Asimismo, las descripciones subjetivas del orgasmo son extremadamente variables lo que sugiere que se experimenta de maneras muy distintas en las diferentes mujeres y, en una misma mujer, en diferentes ocasiones. Para diagnosticar un trastorno orgásmico femenino, los síntomas deben experimentarse en todas o casi todas las ocasiones (aproximadamente, el 75% de la actividad sexual) en situaciones y contextos concretos o, si es generalizada, en todos los contextos), y debe tener una duración mínima de unos 6 meses.

Trastorno del interés/excitación sexual.

Al evaluar el trastorno del interés/excitación sexual femenino se debe tener en cuenta el contexto interpersonal. Una "discrepancia en el deseo", cuando la mujer tiene menor deseo de mantener actividad sexual que su pareja, no es suficiente para diagnosticar un trastorno del interés /excitación sexual femenino. Para que se cumplan los criterios del trastorno debe haber ausencia o reducción de la frecuencia o la intensidad de, al menos, 3 de 6 indicadores durante un período mínimo de 6 meses. Puede haber diferentes perfiles sintomáticos en las distintas mujeres, así como variabilidad en la manera de expresar el interés y la excitación sexuales. Por ejemplo, en una mujer, el trastorno del interés/excitación sexual puede expresarse como una falta de interés en la actividad sexual, una ausencia de pensamientos eróticos o sexuales, y una reticencia a iniciar la actividad sexual y a responder a las invitaciones sexuales de una pareja.

Trastorno de dolor génito-pélvico/penetración.

Este trastorno hace referencia a cuatro dimensiones de síntomas que a menudo presentan comorbilidad entre sí:

        1. Dificultades para mantener relaciones sexuales
        2. Dolor génito-pélvico
        3. Temor al dolor o a la penetración vaginal
        4. Tensión en los músculos del suelo pélvico.

Puedes acceder a todo el contenido  si eres Suscriptor registrado en esta web.

¡Este año dejo de fumar! ¿Cuántas veces lo has pensado e incluso lo has dicho a los tuyos sin conseguirlo? Pues ahora es el mejor momento, comienza y hazlo de manera fácil, con un método que te permita hacerlo sin esfuerzo y casi sin darte cuenta. Por menos de lo que te cuesta comprar los cigarrillos habrás dejado de fumar y liberado de un hábito nocivo para tu salud y la de los tuyos. ¿Necesitas más razones?

Te dejo este enlace para que pruebes de forma libre y gratuita

Necesitas login para acceder a la descarga de este contenido