Síndrome postvacacional: o como regresar al trabajo tras las vacaciones

Resumen. El síndrome postvacacional suele manifestarse mediante síntomas físicos de carácter biológico, junto a un cortejo sintomatológico de carácter psicológico. Los efectos suelen superarse en unos días, aunque pueden persistir en algunos casos hasta dos semanas.

Si bien no estamos ante una entidad clínica propia que podamos denominar enfermedad en sentido estricto, cada año tras la vuelta al trabajo después de las vacaciones hay una proporción importante de la población laboral activa (1/3) que padece este síndrome y que se suele hacer visible mediante una depresión, irritabilidad, astenia, tristeza, apatía, ansiedad, insomnio, dolores musculares, tensión, nauseas, extrasístoles (palpitaciones), taquicardias, sensación de ahogo y problemas de estómago, entre otros. Esta sintomatología genera absentismo, no sólo por ausencia al trabajo sino por bajo rendimiento en la propia actividad aunque se acuda al trabajo. La mejor manera de combatir este trastorno es, como suele ocurrir siempre en salud, mediante la prevención primaria y unos consejos fáciles de seguir, que van desde el ritmo de vacaciones hasta la forma de incorporación en el puesto de trabajo tras las vacaciones, la actividad a desarrollar y el clima laboral y relaciones interpersonales en el ámbito laboral. Continue reading «Síndrome postvacacional: o como regresar al trabajo tras las vacaciones»