Lavo el coche y llueve

Siempre que lavo el coche, llueve! Y eso nos fastidia. Me pregunto si es que las nubes tienen un conocimiento exacto del estado de limpieza de mi coche, saben donde localizarlo y lo que es más impresionante, tienen una intencionalidad contra mi pasión por mantener mi coche limpio.

¿Qué? ¿Parece irracional? Que levante la mano quien no haya usado este tipo de pensamientos.

El profesor me tiene manía, lo ha hecho para fastidiarme, o esta más televisiva:

 

¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza? 

¿Te suena?

No son más que un modo de atribuir la causa de las cosas que nos pasan o quizás tendría que decir, de las cosas que hacemos que nos pasen.

 

Atribuciones causales. 

Bernard Weiner -psicólogo USA- explicó en sus investigaciones sobre un modelo causal (1986) el modo en que atribuimos los logros, los fracasos  y cómo buscamos una causa a estos resultados negativos o positivos.

Localización. Externa vs Interna

Podemos atribuir un resultado a un locus interno, o externo. Ejemplo “No he podido hacerlo vs no me han dejado hacerlo”

 

Estabilidad. Estable vs inestable

Cuando atribuimos la causa a una especie de destino. “Yo siempre he tenido esta mala suerte vs tuve un mal día”

Control. Controlable vs incontrolable.

”Cuando se alinean los planetas es imposible lograrlo vs podría haberme esforzado o prestado más atención para lograrlo”

Estamos en un momento en que esto puede suponer una diferencia importante respecto a nuestra salud, no solo mental. Imaginemos que atribuimos una causa incontrolable a la pandemia, tendríamos un proceso cognitivo del tipo.

 

“Da igual lo que haga, para qué sirven las mascarillas o la distancia con los demás si de todos modos me voy a contagiar” vs “En la medida en que me proteja puedo evitar contagiarme y contagiar a los demás”

 

O el hecho de sumar esta crisis a un proyecto que habíamos comenzado antes de que nos sobreviniese como “Siempre que me pongo a hacer algo importante sucede algo que me lo impide” vs “Parece que tendré que adaptar mi negocio, mi proyecto a esta nueva situación para poder lograr mis objetivos”

 

En resumen, existen diferentes estilos atribucionales que hacen que percibamos realidades diferentes, normalidades diferentes en escenarios diferentes.

Hablar de una nueva normalidad requiere hablar y repensar nuevas formas de atribución de las causas en nuestros procesos cognitivos.

 

  • Weiner, B. (1986). An attributional theory of motivation and emotion. New York: Springer-Verlag.

 

1 thought on “Lavo el coche y llueve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *